¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es la combinación entre un crédito revolvente, es decir, que se puede utilizar repetidamente; y una forma pago o de acceder a los fondos sin usar efectivo.

La tarjeta crediticia puede ser utilizada en diversos comercios físicos y en línea, solo basta que acepten esta forma de pago.

Cuando pagas con tarjeta en una terminal de venta, firmas un “pagaré” que en realidad es un voucher por la cantidad de la compra.

En una compra con tarjeta de crédito, el banco es quien liquidará la cuenta generada por la compra al momento en el comercio. Posteriormente  la suma que se pagó se deberá pagar a la institución financiera por parte del tarjetahabiente. L

Por otro lado, el banco emisor de la tarjeta de crédito envía un Estado de Cuenta, un documento en el que se resumen las compras realizadas, disposiciones de efectivo, comisiones y pagos realizados al crédito desde la fecha de corte inicial hasta la fecha de corte final.

Datos importantes que debes saber de tu tarjeta de crédito

En el estado de cuenta se indica la fecha límite para realizar el pago, el monto mínimo a liquidar en la fecha de pago y el monto a pagar para evitar pagar intereses, entre otros datos informativos.

La fecha de corte es el día del mes que toma el banco para hacer el cálculo de la deuda generada, es decir, pago mínimo e interés, que aparecen en tu estado de cuenta.

Lo que viene marcado como el límite de crédito es el tope máximo del crédito que te otorga el banco y que se puede utilizar en esa tarjeta de crédito.

El saldo al corte es el monto adeudado actualizado a la fecha de corte (cuando se emite el estado de cuenta). Cualquier transacción realizada posteriormente, será incluida en el siguiente estado de cuenta. Es el resultado de sumar tu saldo anterior, tus compras realizadas durante el mes y restando los pagos hechos en el periodo.

El pago para no generar intereses, es la cantidad que se tiene que pagar para evitar los cargos, si no tienes un saldo anterior, coincidirá con las compras totales realizadas durante el mes.

El Costo Anual Total (CAT), son todos los costos que van implícitos por el uso de la tarjeta, representados en un porcentaje que sirve para comparar qué tan cara es respecto a otros plásticos.

Uso de las tarjetas de crédito en México

Según una Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, las personas que tienen una tarjeta de crédito bancaria o departamental, la usan de la siguiente manera: 90% utiliza su tarjeta para compras en tiendas comerciales, restaurantes, tiendas y alimentos, el 20% la ocupa para retirar dinero en efectivo, realizar pagos de servicios como agua, luz, gas teléfonos, internet, entre otros.

Recuerda que el crédito revolvente de las tarjetas de crédito bancarias o tarjetas departamentales, significa que cuando liquidas la cantidad de dinero que ocupaste, la línea de crédito se restaura y vuelves a tener a tu disposición la cantidad inicial. Lo más recomendable es utilizar máximo el 30% de tu límite de crédito.

Otros detalles que debes saber de tu tarjeta de crédito

Cada banco tiene un proceso interno para aprobar una tarjeta de crédito, además de cobrar costos como comisiones y anualidad a cambio de cierto tipo de beneficios como descuentos o promociones asociadas al plástico.

Respecto a los intereses que imponen las instituciones financieras, toma en cuenta que existe un precio por brindar un crédito, éste se ve reflejado precisamente en el cobro de intereses, que se establecen anualmente y por lo general se expresan en porcentaje.

Si estás buscando la mejor tarjeta de crédito para ti, lo ideal es comparar al menos tres opciones. Revisa costos, sanciones, cuotas o comisiones y requisitos que te puedan indicar si tendrías posibilidades de ser aprobado. Solicita y recibe respuesta hoy mismo en Coru, tu vida financiera en fácil.

Artículos relacionados