Tarjetas de crédito para empresas

Un error común de las pequeñas y medianas empresas  (Pymes) es utilizar la tarjeta de crédito del patrón para administrar los gastos comunes del negocio, como el pago a proveedores, la adquisición de insumos e incluso el pago de nóminas. Sin embargo, comprometer la línea de crédito personal con los temas laborales, no sólo estropea la transparencia del negocio, sino que limita la tarjeta de crédito del titular; por ejemplo, si se usa el límite del crédito de la tarjeta en comprar mercancía para la empresa, se quedará sin fondos en caso de que necesite la tarjeta de crédito para atender una emergencia personal.

¿Qué es una tarjeta de crédito empresarial?

Se trata de plásticos emitidos por bancos, diseñados especialmente para ayudar la administración de gastos de las Pymes. Por lo general se emiten en las siguientes modalidades:

  • Tarjeta asociada a un crédito. Son tarjetas que el banco entrega al otorgar un financiamiento para el negocio. En este caso, el plástico está ligado al monto y las condiciones de la línea de crédito dada. Con la tarjeta, el cliente puede disponer de los recursos del préstamo, y por lo general también se entrega una chequera y acceso a banca electrónica.
  • Tarjeta corporativa. Es un plástico avalado por el capital de la cuenta bancaria de la empresa. Generalmente funciona como una tarjeta de débito y los gastos realizados aparece el estado de cuenta que recibe el titular de la cuenta, así se transparenta el tipo de gasto, la fecha y el monto. Este tipo de tarjeta es ideal para administrar gastos de viáticos, viajes, representación o compras, entre otros.

Ventajas de las tarjetas de crédito empresariales

Con las tarjetas empresariales, se gana una mejor tasa de interés por gastos corporativos, además funcionan como un plástico de débito para servicios e insumos, disponer de efectivo en cajeros automáticos, aprovechar descuentos, pago a meses sin intereses y otras promociones, además de contar con seguros en compras.

  • En caso de que el negocio requiera financiamiento de corto plazo, por ejemplo, menos de 10 días, debe buscarse una tarjeta que cobre interés diario, y para situaciones de mayor crédito, hay que analizar la que dé mejor tasa de interés y beneficios.
  • En algunos bancos, el patrón y/o titular de la cuenta puede solicitar tener varios plásticos si así lo requiere. Cada uno reporta el estado de cuenta al titular.
  • Otra importante ventaja de las tarjetas de crédito empresariales es que ayudan a dar claridad en los gastos que se realizan en una empresa.
  • Recuerda los gastos empresariales deducibles de impuestos tienen que realizarse a través de un medio electrónico, así que la tarjeta corporativa ayuda a cubrir dicho requisito.

Riesgos de las tarjetas de crédito empresariales

Una tarjeta corporativa o tarjeta empresarial debe ayudar al negocio y no generar más deudas; si la empresa no necesita crédito para su operación diaria, quizá una tarjeta de débito empresarial podría la mejor alternativa.

El titular de la cuenta (usualmente el patrón) debe mantener absoluta disciplina para no mezclar las deudas personales con la tarjeta de crédito empresarial, de lo contrario puede sumir en el endeudamiento a la empresa completa por gastos tan personales como la colegiatura de sus hijos.

Además, el uso irresponsable de una tarjeta empresarial te afectará ante las instituciones financieras y hasta podría enviar la reputación del negocio a la lista morosa del buró de crédito, lo que limitará las opciones en futuros préstamos.

Por otro lado, la buena administración de las tarjetas de crédito empresariales, ayudan al negocio a crear un mejor historial crediticio.

Beneficios de las cuentas empresariales para los empleados

La mayoría de los trabajadores con un empleo formal reciben su pago a través de cuentas de nómina, que son proporcionadas por la empresa con quien laboran. Cuando se abre una de estas cuentas, se entrega también de una tarjeta de nómina, que es el plástico con el que el empleado puede retirar el dinero y efectuar pagos. Otra facilidad de este tipo de cuentas, es que se puede acceder más fácil a determinadas tarjetas de crédito empresariales. Aquí te explicamos las características principales de este proceso.

¿Qué son las cuentas de nómina?

 

Las cuentas de nómina son una variante de las cuentas corrientes, es decir, son un instrumento financiero que ayudan a administrar mejor el dinero que se deposita. Funcionan como una tarjeta de débito normal, pues con ellas puedes hacer otros movimientos como pagos, transferencias y depósitos. Si piensas que las tarjetas de nómina solo se ocupan para recibir el salario cada mes, y que su elección no es tan importante, podrías estar perdiendo beneficios. Al igual que con las tarjetas de crédito, debes comparar beneficios entre las distintas instituciones bancarias, a fin de aprovechar beneficios, y en todo caso, exigir tu derecho de portabilidad, es decir, cambiar de banco para recibir tu sueldo.

Beneficios de tener una cuenta de nómina

La manera más común de recibir el sueldo en un empleo formal es mediante una cuenta de nómina que, además de ser un mecanismo de administración para el empleado, ofrece otras ventajas.

Al estar avalada por una entidad bancaria, la cuenta cuenta de nómina otorga una tarjeta de débito, con la cual se puede disponer de efectivo en cualquier momento; además, gracias a su amplia aceptación, es posible pagar con la tarjeta de nómina directamente en los establecimientos, sin necesidad de sacar dinero de un cajero.

Otros beneficios de tener una cuenta de nómina son:

  • Permite administrar mejor los recursos del empleado, ya que con la tarjeta de débito de nómina solo se puede gastar lo que tiene y no más. Cero endeudamientos.
  • Puedes domiciliar el pago de ciertos servicios como luz, teléfono, internet, tele de paga, colegiaturas, etc.
  • A través de la cuenta de nómina hay facilidad de solicitar préstamos.
  • Dispones de la banca en línea y sus ventajas para evitar acudir a la sucursal física.
  • En algunos bancos, la cuenta de nómina da acceso a fondos de inversión.
  • No te piden un monto mínimo de apertura, ni un saldo promedio mensual.
  • En algunas instituciones bancarias, te devuelven dinero de intereses cuando mantienes un saldo mínimo.
  • Puedes hacer retiros de efectivo en las ventanillas de sucursales, cajeros automáticos propios sin cobrar comisión, y en cajeros ajenos con un costo extra.
  • Es posible abonar recursos a la cuenta de nómina por otros medios.
  • En algunos bancos, entras a sorteos, programas de descuentos y recompensas.
  • Es fácil acceder a créditos hipotecarios o tarjetas de crédito en la misma entidad financiera.
  • No tienes necesidad de estar cargando efectivo que llame la atención.
  • Abrir una cuenta de nómina es muy sencillo, te solicitan requisitos mínimos.
  • Puedes cerrar la cuenta en el momento que lo decidas y sin ningún costo.

¿Cómo sirve una cuenta de nómina de la empresa para solicitar una tarjeta de crédito?

Los bancos son selectivos en las solicitudes que reciben. Aunque parezca fácil, no cualquiera que pida una tarjeta de crédito la recibirá, pero tener una cuenta de nómina aumenta tus posibilidades de recibir una respuesta favorable al pedir un crédito.

Para todas las entidades bancarias es importante tener alguna garantía de las responsabilidades de sus clientes. Si el banco confía en que pagarás puntualmente tus deudas te aprobará una tarjeta de crédito, si duda de tus posibilidades e intención de pago, la negará.

Uno de los mecanismos más utilizados para medir la confiabilidad de un posible tarjetahabiente es consultar el buró de crédito, la entidad que informa a los bancos sobre el antecedente crediticio de sus usuarios, pero no siempre las personas tienen un historial de crédito, por falta de antecedentes. En este caso es útil la tarjeta de nómina.

Posiblemente el banco no puede confirmar si eres bueno pagando créditos porque nunca has tenido uno, pero sí sabe que recibes un ingreso constante y si tienes hábitos de ahorro. Después de un tiempo de ser cliente de nómina, el banco gana confianza en ti, aunque no hayas tenido antecedentes con otro crédito sabe que existes y que puedes pagar.

Artículos relacionados