Razones por las que te niegan una tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es una herramienta financiera que te permite disponer de dinero por adelantado dentro de un límite concedido por el banco. Adquirir una es sencillo, sin embargo debes cumplir con ciertos requisitos para que alguna institución financiera te lo otorgue.

Recuerda que nadie va a prestarte dinero, mucho menos un banco, sin tener la certidumbre de que va a recuperar el monto.

¿Tú le prestarías dinero a alguien en quien no confías? No, ¿verdad? Y es que las instituciones financieras piensan igual que tú. 

Antes de darte un préstamo o autorizar una línea de crédito a través de un plástico, deben asegurarse de que eres alguien de fiar. 

¿Cómo hacen los bancos para saber si eres confiable?

Aunque los requisitos pueden variar de una institución a otra, los más comunes entre instituciones son los siguientes:

  1. Contar con la mayoría de edad (18 años en adelante).
  2. Tener una cuenta bancaria (de débito, por ejemplo).
  3. Contar con un historial crediticio (experiencia previa utilizando créditos).
  4. Tener un buen historial crediticio.
  5. Comprobar ingresos.

¿Cuáles son las razones por las que te niegan una tarjeta de crédito?

Es posible que te nieguen una TDC al no contar con uno o más de los requerimientos de la solicitud. Esto debido a que representa un riesgo para la institución financiera, sobre todo porque cabe la posibilidad de que no devuelvas lo prestado, o aumentes tu nivel de endeudamiento.

>> ¿Quieres saber cuál es tu nivel de endeudamiento? Da click aquí y averígualo.

Muchas veces sí tenemos la mayoría de edad, una cuenta bancaria y comprobamos nuestros ingresos con el recibo de nómina, pero aún así nos niegan la tarjeta de crédito. ¿Por qué, qué pasa?

Esto puede ser por dos razones: no cuentas con experiencia crediticia suficiente o, si la tienes, tu historial no se encuentra en buen estado, es decir, no vas al corriente con el pago de tus deudas. 

¿Cómo obtengo experiencia crediticia si no la tengo?

Al ser principiante debes comenzar por lo básico. Puedes adquirir experiencia al contratar servicios a crédito de fácil acceso como lo sería un plan de telefonía móvil, televisión de paga o entretenimiento por streaming y tendrás que esperar un plazo de 6 meses.

Si nunca has pedido una tarjeta al banco pero ya tienes algún tiempo con una cuenta de débito o de ahorro con ellos, acércate y pídeles una. Lo más seguro es que te ofrezcan la tarjeta con una línea de crédito baja. 

Este es un gran avance. Si utilizas el plástico como debes y eres responsable al regresar lo que gastaste, con el tiempo te llamarán por teléfono para ofrecerte una línea de crédito más amplia. ¡Así es como se obtiene la experiencia crediticia! 

Ahora, si ya tienes experiencia pero te siguen negando la tarjeta, seguramente es porque tu historial crediticio (o Reporte Especial de Buró de Crédito, como también se le conoce) no es bueno y presenta saldos vencidos. 

¿Qué quiere decir esto? Que te has retrasado con el pago de tus deudas o que definitivamente ha pasado mucho tiempo y no las has pagado.

¿Puedo mejorar mi historial crediticio?  

Si tienes registros negativos en tu historia crediticia, lo primero que debes hacer es ponerte al corriente con el pago de tus deudas pendientes.

Si no te alcanza para cubrir el total de ellas, procura pagar un poco más del mínimo y limitar el uso de tus créditos para que tu nivel de deuda no se siga disparando.

Ahora, si la situación es tan adversa y no puedes cubrir ni el mínimo porque tus deudas subieron tan rápido como la espuma, acércate a una reparadora de deudas. 

Empresas como ésta te llevarán de la mano para que te pongas al corriente con tus acreedores sin perjudicar tus finanzas personales. ¿Cómo es esto? Ellos negociarán por ti con el banco para conseguirte el mejor descuento con el que puedas liquidar tus deudas. 

Los descuentos que consigue una reparadora pueden ir del 30 hasta el 90% en los mejores casos.

Una vez que te pongas al corriente y tu score crediticio mejore (que es, digamos, la calificación que obtienes según tu comportamiento en el pago de tus deudas) puedes intentar solicitar una tarjeta de crédito y tener mayores probabilidades de que sea autorizada.

Algunas recomendaciones al solicitar una tarjeta de crédito

  1. Compara el Costo Anual Total (CAT): Es el indicador que te muestra el costo real de tu tarjeta de crédito. Es decir, qué tan caro es, qué porcentaje incluye la tasa de interés y las diferentes comisiones por apertura, daños, etcétera.
  2. Delibera antes de contratar: Antes de firmar con el primer banco que visites, mejor conoce lo que te ofrecen otras instituciones. Al hacer este ejercicio podrás conocer las diferentes oportunidades que

Esta es una colaboración de Cura Deuda, institución pionera en la reparación de deudas en México, ante la crisis por niveles graves de endeudamiento o sobreendeudamiento.

Artículos relacionados