Mitos y realidades de los métodos milagro para salir de deudas

¿Cuántas veces no hemos visto en internet publicidad en la que nos ofrecen métodos novedosos para salir de deudas? La vox populi los conoce como métodos milagrosos y éstos “supuestamente” nos brindan ayuda para resolver nuestros problemas de endeudamiento. 

Dado que estos métodos milagro se han hecho muy famosos en la red, nos dimos a la tarea de investigar los mitos y realidades que hay detrás de ellos para así descubrir si son verdad o si se trata simplemente de un fraude. 

#1 Mito: Los métodos milagrosos te sacan del Buró de Crédito pagando cierta cantidad de dinero. 

Realidad: Esto es un tipo de fraude más. En primer lugar, debe quedar bien claro que nadie puede borrar o cambiar la información que contiene el reporte o historial crediticio. Las únicas entidades que pueden modificarlo son las mismas que prestaron el producto o servicio financiero. Por ejemplo: bancos, financieras o tiendas departamentales.    

#2 Mito: Los métodos milagrosos te ofrecen dinero para salir de deudas, son seguros y confiables. 

Realidad: No hay milagros para salir de deudas ni por arte de magia acabarán con tu endeudamiento. Los métodos milagro se tratan, literalmente, de un fraude. Lo que hacen es pedir dinero por adelantado como garantía para prestarte un dinero que jamás llegará a tus manos. Por supuesto que no son seguros y mucho menos confiables ya que solo quieren robarte tu dinero a costa de tu desesperación financiera.  

#3 Mito: Las Reparadoras de Crédito forman parte de estos métodos milagrosos.

Realidad: Las Reparadoras de crédito o Reparadoras de Deuda NO forman parte de estos métodos milagro ya que estas organizaciones trabajan bajo un plan de ahorro y negociación con las entidades acreedoras para que pagues tus deudas a menor precio y en poco tiempo. SIN PRÉSTAMOS NI CRÉDITOS de por medio.

#5 Mito: Las Reparadoras de Crédito no están reguladas por ninguna instancia gubernamental como la Condusef. 

Realidad: Las reparadoras están formalmente constituidas e instituidas bajo las normas y leyes que ordenan las disposiciones jurídicas en México. Además, su ejercicio está bajo la regulación y observación de la Procuraduría Federal del Consumidor. No obstante, la Condusef no regula a las reparadoras ya que estas últimas no ofrecen financiamientos ni manejan directamente el dinero de sus clientes como sí lo hacen los bancos, financieras o tiendas departamentales.  

#6 Mito: Las Reparadoras de Crédito son métodos milagrosos y por eso piden dinero a la gente. 

Realidad: Las Reparadoras de Crédito o Reparadoras de Deudas jamás pedirán dinero a sus clientes. Ellos trabajan con cuentas de ahorro a nombre de los mismos clientes para que en el momento justo de haber conseguido la mejor negociación con los acreedores, se liquiden las deudas.

Ahora que hemos explorado los mitos y realidades de los métodos milagrosos para salir de deudas, podemos concluir que, en efecto, no existen dichos métodos. La única forma de salir de deudas es ahorrando lo suficiente para pagar a nuestros acreedores. Por otro lado, también determinamos que cuando nuestra capacidad de pago es mínima y las deudas nos tienen contra la pared, la mejor opción es acudir a una Reparadora de Crédito. Estas empresas nos permiten liquidar las deudas pagando menos, en poco tiempo y sin necesidad de préstamos ni créditos. Lo hacen a través de un programa de ahorro y negociación con las entidades acreedoras. 

Entonces ya lo sabes, las reparadoras no son métodos milagrosos pero sí son la alternativa más viable para deshacerte de las deudas cuando la situación se torna en verdad difícil.

Esta es una colaboración de CuraDeuda.

Artículos relacionados