¿Cómo evitar las llamadas de cobranza?

Desde la Reforma Financiera que entró en vigor en enero de 2015, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) puso al servicio de los tarjetahabientes, deudores y público en general el Registro de Despachos de Cobranza, mejor conocido como Redeco, una alternativa para evitar el acoso de los cobradores de las deudas y bancos.

¿Qué es el Redeco?

El Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) es un sistema que contiene la información de los despachos de cobranza y permite a los deudores presentar quejas cuando estos realicen prácticas abusivas o acoso.

Este registro te sirve de varias maneras:

  • Seguridad. Puedes averiguar con cuáles despachos de cobranza trabaja cada Entidad Financiera, esto con el fin de tener mayor certidumbre como usuario o deudor.
  • Información confiable.  Tienes acceso a toda la información de los despachos, como denominación o razón social, el nombre de las personas encargadas de hacer las gestiones de cobro, el domicilio, los teléfonos que deben ser utilizados para realizar sus prácticas, su correo electrónico, etc.
  • Atención. Puedes presentar una queja en contra de las entidades financieras y sus despachos de cobranza, y recibir por el mismo medio una respuesta.

¿Qué es el acoso de los despachos de cobranza?

Los despachos de cobranza tienen prohibido llevar a cabo ciertas prácticas de engaño y acoso para “incentivar” a los deudores a pagar. Estas acciones prohibidas son:

  • Utilizar nombres que se asemejen a las instituciones públicas.
  • Usar números telefónicos que aparezcan en el identificador de llamadas como “oculto” o “privado”. Además de emplear números diferentes a los que tienen registrados ante el Redeco.
  • Amenazar, ofender e intimidar al deudor, a sus familiares e incluso a sus compañeros de trabajo.
  • Realizar gestiones de cobranza a terceros como las referencias personales o los beneficiarios; con excepción de los avales.
  • Enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales u ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional o autoridad.
  • Hacer anuncios que hagan del conocimiento público la negativa del pago.
  • Realizar gestión de cobro, negociación o reestructuración con menores de edad o adultos mayores.

Si has sido víctima de alguna de estas malas prácticas no dudes en acudir al REDECO, recuerda que el fallar en tus pagos, no te convierte en un delincuente.

¿Cómo deben actuar los despachos de cobranza?

Además de estas prohibiciones, los despachos de cobranza tienen obligaciones para hacer su labor de manera correcta:

  • En cuanto te contacten, ya sea por escrito o telefónicamente deben decirte:

– Nombre, denominación o razón social, así como el nombre de la persona que hará la cobranza.

– Domicilio, teléfono y nombre de los responsables de la cobranza.

– La entidad financiera que te prestó el dinero o que te dio el crédito.

– El contrato o la operación por la cual tienes una deuda

– Cuánto debes y cuándo fue calculada la deuda

– Cuáles son las condiciones para liquidar tu deuda

– El domicilio, el email y el número telefónico de la unidad administrativa del banco o financiera que recibirá las quejas por malas prácticas de cobranza

– Deben indicarte que los pagos solo podrán realizarse en el banco o la entidad financiera que te dio el crédito, préstamo o financiamiento

  • Además, deben hablarte de manera respetuosa y educada
  • Solo pueden hablarte entre las 07:00 y las 22:00
  • Deben documentar por escrito cualquier acuerdo de pago, negociación o restructuración de la deuda, así como los términos y condiciones del mismo, entre otra información detallada.
  • Entregar a la Entidad Financiera los documentos que contengan estos acuerdo
  • Tratar los datos personales de conformidad con la normativa aplicable en la materia

¿Cómo denunciar acoso telefónico de los despachos de cobranza?

Si has recibido llamadas ofensivas y amenazadoras por parte de alguna firma o departamento de cobranza, es momento de que te acerques al Redeco y presentes una queja a través de este formulario.

 

Artículos relacionados