Cómo usar tu tarjeta de crédito en 2019 sin afectar tus finanzas

Cuando disponemos de una tarjeta de crédito adecuada a nuestras necesidades, podemos utilizarla para afrontar varios gastos de los primeros meses del año (generalmente, los más difíciles).

Sin embargo, es necesario conocer la manera más eficiente de utilizar este instrumento financiero, a fin de no contraer deudas. Así que, te compartimos estos tips para que le des el mejor uso a tu tarjeta de crédito este año.

1. Conoce tu capacidad de endeudamiento

Una línea de crédito no es dinero extra, es dinero que hay que pagar tarde o temprano. Por lo tanto, debes conocer el monto límite que puedes pagar mes con mes.

Los expertos recomiendan no destinar más del 20% o 30% de los ingresos totales. Es decir, si tienes un ingreso de 10 mil pesos, tus pagos mensuales no deberían ser superiores a 2 mil o 3 mil pesos.

De esta manera, no vas a comprometer el presupuesto para tus gastos cotidianos como comida, transporte, renta, servicios (agua, gas, electricidad, etc.), colegiatura, entre otros.

Otra recomendación que puede ayudarte a definir el monto límite de tus deudas y a tener un buen historial de crédito es no ocupar más del 50% de tu línea de crédito. Pero cuidado con aumentar tu línea de crédito, esto solo complicará la administración de tus pagos.

2. Consulta la tasa de interés de tu tarjeta

Una de las características principales de las tarjetas de crédito en México es que, en su mayoría, sus tasas de interés son altísimas.

Por lo tanto, siempre debes conocer la tasa de interés de tu tarjeta o en otras palabras el costo de tu crédito. Es decir, dependiendo de la tasa de interés aumentará tu monto a pagar.

Si crees que en algún momento no podrás liquidar la deuda de tu tarjeta de crédito, busca una tarjeta que ofrezca una tasa de interés baja.

Si eres responsable con en pago de tus mensualidades, no te preocupes por la tasa de interés. En ese caso, identifica alguna tarjeta que te recompense por utilizarla. Pero, claro, nunca olvides el monto de la tasa de interés, por si sucede una eventualidad.

3. Planifica tus compras a meses sin intereses

Después de conocer tu capacidad de pago y ser precavido con la tasa de interés, la clave para no endeudarte es planificar cada compra que vayas a realizar con tarjeta. Trata de usar los meses sin intereses solo para cosas que valgan la pena y sean duraderas después de pagarlas. Un ejemplo son los electrodomésticos, equipo de cómputo, hasta viajes, si los realizas después de pagar.

Otra forma de mejorar tu flujo de efectivo y aprovechar tu tarjeta en los primeros meses del año es pagar con anticipación. Si usas una tarjeta de crédito, puedes pagar a 3, 6 o 12 meses sin intereses y obtener descuentos, por ejemplo, en el predial. También puedes aprovechar para pagar el “refrendo” de la tenencia a meses sin intereses.

4. Usa tarjeta después de la fecha de corte

Si usas tu tarjeta de crédito después de la fecha de corte, tendrás alrededor de 50 días para pagar. La fecha de corte no es otra cosa que la suma que hace el banco de todo los gastos que hiciste en el mes, para asignarte una fecha de pago. Así, puedes aprovechar todo ese tiempo para ahorrar y pagar a tiempo.

5. Paga puntual y más del mínimo

Nunca dejes descuidadas tus fechas de pago ni pagues menos del mínimo. Procura pagar dos días antes, de lo contrario, tus deudas se podrían multiplicar rápidamente, ya que se cobran intereses y comisiones por falta de pago. Revisa la calculadora de pagos mínimos de la Condusef para que te des una idea de cuánto puedes crecer tu deuda.

Las tarjetas de crédito ayudan a pagar poco a poco los gastos más grandes. Las principales claves para un buen uso de tu tarjeta son: conocer tu capacidad de endeudamiento, planificar tus compras y pagar tus deudas a tiempo en 2019.


Esta es una colaboración de Finerio.mx

Artículos relacionados

%d bloggers like this: