¿Cómo, cuánto y cuándo negociar un aumento de sueldo

Suele pasar que podemos tener más éxito cerrando tratos o negocios de alguien más que intentando negociar en nuestro propio beneficio. El miedo, el desconocimiento y la falta de confianza son las tres principales razones por las que las personas no se animan a pedir un aumento de salario.

Sin embargo, en el trabajo (y el salario), el que no arriesga, no gana. Aquí te dejamos recomendaciones expertas para perder la pena y lanzarte a exigir más, claro, asumiendo las responsabilidades de este compromiso.

¿Cómo negociar el aumento?

Para una negociación exitosa debes tener 2 cosas muy claras:

  1. Tus capacidades reales: todo aquello en lo que eres muy bueno y en lo que verdaderamente te puedes comprometer a hacer cada vez mejor.
  2. Tus necesidades y los objetivos personales: a corto, mediano y largo plazo.

Antes de hablar con tu jefe sobre ganar más sueldo, planea con cuánto dinero podrían estar cubiertas tus necesidades y ten en mente un rango de salario que consideres suficiente.

ERROR: Uno de los principales errores en las negociaciones de sueldo es aceptar cargas excesivas de trabajo (que rebasan nuestros tiempos y capacidades) a cambio de una suma de dinero muy elevada. Ten en cuenta que si no puedes cumplir con un compromiso, lo más probable es que termines por renunciar al acuerdo y probablemente a todo el trabajo, sin ninguna ganancia.

¿Cuándo pedir más sueldo?

Desde que tomas un trabajo por primera vez, debes reconocer tres elementos básicos, que se traducirán en dinero y beneficios:

  • Horario
  • Responsabilidades
  • Capacidad de proyectarse en el futuro
  • Sueldo

Al menos 7 de cada 10 empleadores estarían dispuestos a negociar el sueldo INCLUSO durante la entrevista de trabajo, no obstante solo el 38% de los candidatos se atreve a pedir más sueldo desde el inicio, según una encuesta realizada por la consultora NerdWallet y Look Sharp.

El temor de los millennials a pedir un aumento se puede atribuir a que no valoran realmente la experiencia que han adquirido durante su vida laboral. También temen ser vistos como demandantes o no se consideran aptos debido a su corta edad, según la revista Forbes.

Los empleados que no piden un aumento durante los 10 primeros años de vida laboral, permanecerán estancados, en cambio, los que inician con una remuneración alta, siguen recibiendo aumentos a lo largo de su trayectoria profesional, de acuerdo a un artículo de Forbes.

Según lo antes expuesto el mejor momento de pedir más sueldo es al inicio del trabajo (aunque suene atrevido, lo es, y por eso mismo es mucho más probable que lo consigas). Si no lo hiciste así, sigue los estándares tradicionales de presentar tu inquietud terminando el primer contrato temporal (de 3, 6 o 12 meses) según hayas acordado con el empleador.

RECUERDA: Ganar no siempre se traduce en dinero. Si la empresa no puede darte más efectivo, intenta buscar otra clase de apoyos: flexibilidad en horarios, días libres, bonos, acciones o cursos son solo algunos ejemplos que pueden mejorar tu calidad de vida personal y profesonal, mucho más que unos cuantos pesos.

¿Cuánto dinero pedir?

Algunos expertos en comunicación corporativa afirman que un buen indicador para aceptar o negociar un salario en tus primeros años de trabajo, es que con ese dinero puedas pagar al menos una colegiatura de la universidad (en el caso de las escuelas privadas) y te quede un remanente justo para cubrir tus gastos fijos. Si no cumple con ese estándar mínimo, reconsidera buscar otro empleo.

No obstante, cuando vas a pedir un aumento es importante que vuelvas al punto 1 y sepas exactamente ¿cuánto dinero te hace falta para cubrir tus objetivos más importantes?. Además, también debes considerar cuánto tiempo has estado laborando en la empresa y si desde el comienzo pusiste sobre la mesa tu inquietud de tener una mejor remuneración.

IMPORTANTE: Al hablar de aumento de sueldo, tienes quq tener en cuenta que existen empleos del sector público y privado. Respecto a los trabajadores públicos, el patrón sí está obligado a incrementar los salarios cada vez que se ajuste la inflación y conforme lo señale el Diario Oficial de la Nación. No es así en el sector privado.

En una empresa privada, la remuneración se pacta en un contrato consensuado y firmado por ambas partes desde el inicio de operaciones; por lo que no hay una norma que obligue al empleador a incrementar ese monto cada año.

5 recomendaciones generales para pedir o negociar dinero de forma efectiva

Si ya estás decidido a hablar con tu jefe y exigirle un aumento, considera estos consejos antes de tocar a su puerta:

  1. Compara e investiga los salarios del sector. Lleva un parámetro del mejor y peor pagado en tu misma (o similar) categoría.
  2. Espera una oferta, antes de presentar la tuya. Pero siempre lleva una propuesta propia.
  3. Responde con acciones y ejemplos. Si te preguntan ¿cuánto quieres?, una forma de salir de la pregunta directa es responder para qué lo usarás, por ejemplo: “necesito ganar lo necesario para pagar un curso de alemán”.
  4. Sé flexible. Hay otra forma de ganar y perder en las negociaciones, no todo es dinero.
  5. Sé profesional. Invierte en tu preparación, haz un proyecto profesional, capacítate: no porque vayas a ganar más dinero con eso a corto plazo, sino porque cada acción que hagas aumente tu valor como profesional a largo plazo. Para que tengas un referente, siempre visualiza tu vida profesional a 5 años (sueldo, responsabilidades, rutinas, logros).

Artículos relacionados

  • Mejora tus finanzas personales

    Tips para ahorrar dinero en el supermercado

    ¿Te ha ocurrido que visitas el supermercado y sales con el carrito lleno de cosas que no tenías pensado comprar? Quizá no lo sepas, pero las tiendas están llenas de trucos para hacerte gastar más y cuándo esto se junta con una mala administración financiera, se genera la tormenta perfecta para alargar el ticket. Cada
    Leer más
  • Mejora tus finanzas personales

    3 errores para irse a la quiebra

    Las deudas por sí mismas no son malas, lo grave es saber cómo se administran, pues allí es donde complican las decisiones para quienes tienen poca o nula Educación Financiera. En México, únicamente el 32 % de los adultos tiene una cultura básica en Educación Financiera, según datos de la oficina de información científica y
    Leer más
  • Mejora tus finanzas personales

    5 planes románticos buenos, bonitos y baratos

    San Valentín es una de las fechas más aprovechadas por las parejas para salir y tener un momento romántico, pues no podrás negar que es un buen pretexto para consentir a tu pareja y salir de la rutina. Lógrenlo sin gastar mucho con estas ideas para todos los gustos: #1 Cine Transfórmalo de una actividad
    Leer más